Maria Teresa Aláez García

En verano deberíamos poder "hibernar"

En verano deberíamos poder someternos al turno del descanso cotidiano de la naturaleza.
 
 Los feos, los deprimidos, los desgraciados, las victimas, los sentimentales, deberíamos poder mantenernos dormidos y acolchados por nuestra manta de sentimientos, ocultos por la fosa de nuestras desgracias.
 
 Ensombrecemos la luz vital de agosto con la angustia de nuestras expectativas no conseguidas, con nuestros traumas no solucionados, con nuestro llanto y nuestros ojos lacrimosos, con nuestro hablar fino y llorica.
 
 Manchamos las playas con nuestra imagen.
 
 Destrozamos el campo y el monte con nuestras súplicas.
 
 Destrozamos bellos oídos en bellas cabezas llenas de datos y de picardía, de amor visceral y de egoísmo que solo quieren saber sobre ellas.
 
 Denunciamos lo que nos han hecho mal cuando deberíamos callarnos, aguantarnos y concienciarnos de que nos han hecho bien.
 
 Así que maltratados psicológica y físicamente. Desgraciados de la fortuna. Quejicas de la violencia casera. Esquizofrénicos del castigo psicológico. Neuróticos de los traumas infantiles. Inseguros por un crecimiento mal envarado - nos metieron por el culo la ramita que debía de servir para que el árbol creciera recto -. Entended que las victimas son los que os maltratan y vosotros sois, nosotros somos, los maltratadores. La presencia de los niños y de las mujeres que sólo desean paz en su casa es molesta y hace falta violarlos, maltratarlos y hasta matarlos para sentir seguridad ajena.
 
 Somos la fuerza oscura de la sociedad. Los verdaderos malos del cuento.
 
 A nosotros nos deberían meter en la cárcel. No a los asesinos en serie. No a quienes estafan millones y dejan a la gente en la quiebra. No a quienes violan a seres humanos. No a los que venden órganos. Esos sólo luchan por su supervivencia. Nosotros les incitamos.
 
 Como nadie nos escucha unámonos. Dejemos oír nuestro silencio.
 
 Ocultémonos bajo tierra.
 
 Cuando no tengan "agresores" a quien maltratar, se aniquilaran los unos a los otros. Y, por fin, la tierra será nuestra.

 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Maria Teresa Aláez García.
Published on e-Stories.org on 08/28/2008.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Politics & Society" (Short Stories)

Other works from Maria Teresa Aláez García

Did you like it?
Please have a look at:

21 de enero de 2003. Cuarenta años. - Maria Teresa Aláez García (Life)
Heaven and Hell - Rainer Tiemann (Humour)