Maria Teresa Aláez García

Negligente y manipuladora

NEGLIGENTE Y MANIPULADORA.

Yo no quiero sufrir. Yo quiero ser feliz.

Quiero que todo el mundo hable bien de mí, me quiera, me respete y sonría cuando paso ante ellos.

Quiero ser bien recibida.  Quiero ser deseada y quiero que mi presencia deje buen sabor de boca.

Quiero que esto ocurra siempre.

Para ello debo ser el centro de atención. Pero de modo que los demás sean quienes me otorguen su atención, precisando la mía.

Los únicos cambios que quiero en mi vida son los que yo provoco.

Sólo haré y trabajaré en pro de la satisfacción de mis necesidades. Si yo soy feliz y lo mío está bien hecho, haré a los demás felices. Si no es así, no podré dar felicidad.

He visto lo que le gusta a la gente: las personas que no hablan o hablan poco. La belleza. La inteligencia muy medida. La prudencia, la vigilancia, el dinero y la satisfacción de sus placeres inmediatos.

He visto lo que no le gusta. El servicio, los favores, el servilismo, la  pobreza.  A mí tampoco me gusta eso.

Yo quiero que los demás sean felices para que me hagan feliz a mí. Así que no me meto en sus vidas para que no se metan en la mía. Al menos no directamente. Lo hago de modo que sean ellos los que me lo cuenten todo y me tengan en mente para acudir a mí en sus momentos más débiles y bajos para conocer sus lados más flacos pero no les atosigaré. Nunca quedaré yo mal para que ellos me vean siempre  alegre, sensata  y llena de vida. Su esperanza. 

Yo no he de de decir a nadie lo que hace mal. Siempre les diré lo que quieren oír: sus cosas buenas. Así siempre querrán escucharme.  Y no pasaré mucho tiempo con ellos para que siempre necesiten de mí.

Debo mantener mi belleza, mi línea, mis cuidados corporales esmerados, mi ropa nueva en condiciones favorables. El trabajo que realice ha de ser medido y cuidado en pro de mi físico y mis facultades intelectuales. Siempre han de mejorarme. No puedo realizar trabajos serviles, no son para mí. Y no me gusta realizarlos. Los hago bien si sirven para asegurar mi felicidad pero no por mucho tiempo. Ya enseño yo que necesito un elevado nivel de vida y conocimientos para que se me dé lo mejor a fin de tenerme en buena posición y bien mantenida.

Soy incapaz de pararme si hay un accidente. Puedo sufrir, hacer daño y causar mal a mi pareja por la ley.  No voy a agobiar a mi pareja pero sí que necesitaría que me lo contara todo para ayudarle y si me miente no puedo ayudarle al igual que si me esconde asuntos. No hace falta que el tenga amigas ni amigos, ya estoy yo para suplir todo eso y si me tiene a mi no necesita a nadie más. Yo me ocupo de sus amigos  y de los míos y si hay que armonizar y estabilizar, si es necesario, realizaría el coito con varias personas hablándolo con mi pareja y convenciéndolo de dicha utilidad, para mí y para los demás, sobre todo para él

Por otro lado, a quien no le importe mi vida ni mis obras, lo desecharé como si no existiera. Yo puedo sentirme muy herida pero si me lo propongo, en una semana me olvido de la persona o del asunto y ya no hay vuelta de hoja.  Y menos de quien espere que yo realice una tarea que no deba de realizar  y que vulnere mi vida o mi aspecto o mi salud.

¿Hijos? Si son para elevar mi nivel social y económico, si no he de mantenerlos yo y si tengo mucha ayuda con ellos, puede ser. Si no, mejor que no. Destrozan el cuerpo y debo mantenerme guapa. No puedo quedarme embarazada joven y guapa aunque sí debo dar amor para que me den a mí felicidad así que abortaré, no puedo perder el tiempo en zarandajas.

No me extenderé más.

Sed felices.

Ya sabéis que estoy aquí y necesito de vosotros que me dais alegría, para yo daros amor.

 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Maria Teresa Aláez García.
Published on e-Stories.org on 02/04/2009.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Politics & Society" (Short Stories)

Other works from Maria Teresa Aláez García

Did you like it?
Please have a look at:

Superdotacion, altas capacidades. - Maria Teresa Aláez García (Everyday Life)
Pushing It - William Vaudrain (General)