Maria Teresa Aláez García

Homenaje

HOMENAJES.

Semana Santa, tiempo de celebración del pecado y de la muerte.

Muere lo que es malo para dejar paso a lo bueno.

¿Malo para quién y bueno para quién?

El Hijo de Dios, Jesús, para los católicos, murió en su vida terrenal para volver a nacer en su vida espiritual.

Del mismo modo cada día todo el mundo nace y muere un poco porque en los constantes cambios que realizamos, sea para hallar la madurez, sea para asentarnos en la inmadurez, al realizar nuestras elecciones, hay elementos que desaparecen para siempre, otros temporalmente y otros permanecen.

En este planeta nuestro todo es reciclable. El cuerpo humano lo era cuando se enterraba en la tierra y contribuía un poco al desarrollo del planeta. Cuando comenzaron los “entierros dignos” dejó de realizar dicha contribución, al menos hasta la muerte. No somos totalmente conscientes de este “reciclaje” y de que – menos mal – no salen cosas fuera del planeta y entran otras. Bueno, de un tiempo a esta parte sí. Ya vamos haciendo propaganda de la clase de seres que somos dejando un cinturón de basura alrededor del planeta  y eso que aún no salimos hacia fuera como si el universo fuera nuestra casa. Sólo sale un número reducido de personas.

¿Qué ocurrirá cuando los viajes espaciales sean una realidad? ¿Qué ocurrirá con la atmósfera? Si ya contaminamos el aire que es nuestro soplo vital – no podemos estar sin aire más de un minuto o minuto y medio – cómo vamos a destrozar haciendo más agujeros, esta atmósfera que nos mantiene vivos. Y total… para qué nos mantiene vivos… si aún hiciéramos algo más positivo con quienes nos rodean y con nosotros mismos.

He visto que precisamente las personas que tienen más carencias son las que precisamente, suelen dar más amor y ofrecerse más. Salvo excepciones, como en todo.  Discapacitados, niños, ancianos, personas con todo tipo de carencias. Por supuesto, si se les trata mal y ellos aprenden por imitación, tratarán mal a quienes les rodean. Pero si no, son sumamente cariñosos y agradecidos y la gente normal se aprovecha de ello “porque no entienden y para algo han de servir”. Y así se comete barbaridades con estas personas y se las aniquila tanto psicológica como físicamente, sirviendo para todo. En tiempos antiguos, como sacrificio. Ahora, como víctimas de abusos. Menos mal que la ciencia va ayudando a equiparar y ellos van consiguiendo una vida digna.

Cuándo nos acostumbraremos a mirar dentro de los demás en lugar de fuera. Dejaremos la frivolidad para las fiestas sociales y seremos auténticos. La manía odiosa de mentir y de provocar la mentira en los demás por miedo e inseguridad, es algo  deleznable.

Cuánta gente se ha dejado de querer por posición, dinero o belleza. Y luego, cuánta se ama precisamente porque carecen de posición, dinero y belleza y ello les une. Esas cosas a la larga se pueden adquirir, de modo digno – trabajo, herencia, méritos – y muy costoso las menos veces y de modo indigno la mayoría de las veces – manipulación, estafa, robo, operaciones, etc… - y al alcance de todos.

Por otro lado no nos paramos a pensar en lo que hacemos y en lo que dejaremos detrás.  Y cuánto nos hemos esforzado para ello. Y no tenemos conciencia de que nada de lo que acaparamos vendrá con nosotros en el viaje a la nueva vida.  Hay quien piensa que no dejará nada detrás porque la humanidad no lo merece o deja todos sus bienes a un animal o quizás no hace nada por los demás y se dedica simplemente a vivir bien hasta su muerte. No sabemos si con eso que no se deja, alguien puede salir beneficiado y con lo que un animal puede vivir cinco o seis años, se puede ayudar a la buena gente de una aldea durante mucho más tiempo. Las generalizaciones, a veces, son odiosas.

El homenaje es a tanta gente que he conocido y ha fallecido. Tanta gente que se merece unas palabras, un conocimiento., un desarrollo, una misa, una oración o quizás el olvido. Gente de mi familia, amigos, personas anónimas, gente famosa, buena y mala, de todo tipo, de quienes se recuerda lo que hicieron o dejaron de hacer.  Actores, cantantes, científicos, amas de casa, jóvenes, mayores… Personas que de algún modo han contribuido a mover el mundo, dejarlo como está, cambiarlo o dieron a conocer algo que iba mal y que había que mejorar.  Y eso: ante todo, personas.

La última, Mari Trini.

Otros: Pavarotti, Kraus, Jarre, Paul Newman, el hijo de Travolta, Mitja Hoffman, Juan, Marcos, Jaume, Ana Luz, Mari Luz, Cristina, Sandra, Sabine, … tanta gente que ha dado algo de sí mismos para que tengamos conciencia de la clase de mundo en que vivimos y a prendamos a coger y desarrollar lo bueno y lo malo, a saberlo controlar, porque todo es necesario.

Feliz Semana Santa. Felices vacaciones.

Por que nos haremos ceniza…

 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Maria Teresa Aláez García.
Published on e-Stories.org on 04/07/2009.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Everyday Life" (Short Stories)

Other works from Maria Teresa Aláez García

Did you like it?
Please have a look at:

Hadas - Maria Teresa Aláez García (General)
El Tercer Secreto - Mercedes Torija Maíllo (Science-Fiction)