Maria Teresa Aláez García

Ultramort

 ULTRAMORT.

En la comarca del Baix Empordà, en Girona o Gerona, se encuentra esta curiosa población. En torno a una iglesia románica, se halla un núcleo urbano de casas cuyos muros son enormes, anchísimos, construídos con sillares de diferentes materiales. Entre ellos hierro y carbón, incluso.

Dicen que los materiales inertes lo son por carecer de vida propia. Pero hay que saber, quizás, hallar su sentido y la vida que pueden tener o las experiencias que pueden contar. Y estas piedras hablan de tiempo, de clima, de historia, de peso, de personas. Algunas talladas formando originales grecas y dibujos en los dinteles de puertas y ventanas y otras en bruto pero dando origen a formas curiosas, dan una entidad curiosa al pueblo, una característica única y original.

Ultramort es un pueblo agrícola y ganadero. Aun estando sólo bañado por el río Ter, tiene el mar Mediterráneo por Estartit, muy próximo. De hecho, en las lindes de los campos se pueden encontrar cantos rodados como los que pueblan las playas vírgenes y las gaviotas  acuden a comer los pequeños animalillos que recorren los campos de trigo.

Al vivir mucho tiempo en el sureste, donde las variedades de ocre dan encanto  a los paisajes y las escasas zonas verdes se cuidan y valoran – zonas de bolsas de agua, siendo curioso el encontrar dos bancales o dos terrenos juntos, uno todo verde, lleno de césped y el otro amarillo, careciendo de flora – el poder disfrutar de las tierras del norte con tanto verde, con flores, enormes, creciendo a la vera de los muros de las casas solariegas y los chalets, las mismas flores que hemos de comprar y cuidar con esmero en el sur, tales como iris o narcisos, por ejemplo , parece una fantasía. Para mí – opinión personal – Girona es como la Galicia catalana. Sus habitantes usan una entonación peculiar cuando hablan. Tanto es así que me parecieron gallegos hablando en catalán – supongo que a ellos los gallegos les parecerán catalanes hablando en gallego -. Sus tierras tan verdes – no dejan de estar más o menos en el mismo paralelo – sus construcciones antiguas – tierras del románico y encontrar torres cerradas a cal y canto con escasas aberturas, ventanas pequeñas, saeteras, arcadas sencillas – parecen remontarnos a aquellos siglos medievales. Incluso las gentes, delgadas, abiertas, sencillas… parecen invitar a remontarse mentalmente a los primeros años del siglo IX o X y encontrar a aquellas damas, delgadas y pálidas que es escondían tras las ventanas pequeñas y los anchos muros, preparados para proteger del frío y la humedad, o a los caballeros o campesinos, trabajadores incansables, personas discretas.

También me pareció llamativo el gusto por la realización de bellísimos tapices. El tapiz de la Creación, fantástico y tapices que en las casas ayudan a recoger el calor de las chimeneas y a cubrir los muros con otro diseño, ventanas a la imaginación de quienes los tejen, con hilos gruesos y finos, para dar distintas formas y texturas según lo que se desee representar.

Fue muy grata la acogida en la pequeña iglesia de santa Eulalia y en el pueblo. Mi hijo vio vacas por primera vez en su vida y no le disgustaron. Jugó en el campo, con la tierra, las hierbas y disfrutó como nunca de la naturaleza, lo cual le ayudó a crecer, tanto en su interior como en su exterior.  Al tiempo, los adultos, íbamos celebrando y alabando aquellas piedras que se mantenían custodiando el paso de los tiempos y que todavía tendrán mucho que ver y más que contarnos.

Y destaco la belleza de los tulipanes y las flores que una dama cuida en el antiguo Castell de Finestres o Castell de Gleu… el contraste con la piedra es tremendamente bello.

 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Maria Teresa Aláez García.
Published on e-Stories.org on 04/27/2009.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Everyday Life" (Short Stories)

Other works from Maria Teresa Aláez García

Did you like it?
Please have a look at:

Cierre de Voces al Viento 1. - Maria Teresa Aláez García (Remembrance)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)