Maria Teresa Aláez García

Solo y unicamente.

SOLO Y UNICAMENTE.                                               

Porque dicen que todos los caminos acaban, de modo irremediable, en… donde tu quieras. Voy contigo. O no. Pero estoy aquí.

Quizás no sepamos ver el destino que nos una. Posiblemente seamos ciegos y no sepamos ver las respuestas o responder preguntas. Siempre esta la alternativa ante los ojos del rostro, cegados por un exceso de luz: los del corazón y en el caso de fallar, el tiempo suele colocar todo en su lugar. Pero hay cosas que no cambian: ascienden, descienden, aumentan o disminuyen y cambian muy poco. A pesar de los pesares. Hay quien las denomina “Obsesiones”.

http://fotolog.miarroba.com/jnkrls56/302/

Mirar objetos o personas a contraluz da una imagen de ellos algo irreal, aleatoria dependiendo de la parte iluminada, esplendida al mantener la oscuridad dentro de la luz y enigmática haciendo real aquello de la luz que mana de la oscuridad, de un centro negro, neutro y carente de luminosidad.

Colocarlas en contraste contra el cielo, contra un muro, contra un color continuo, incluso contra un sonido, es dar vida a algo que moría.  Es solucionar un problema de monotonía que parecía no tener fin, una obsesión sin freno, una angustia sin ternura que la reparase.

A contraluz y con contraste las cosas o las personas se hacen reales, únicas, primordiales, aparentemente autenticas. El cielo las embellece, su autenticidad verdadera las corona.

Entonces se hace uno con todo, se hace tu y se hace yo ante el campo, mar, playa, arena, desierto, selva, hielo, horizonte muerto o vacío infinito y la vida ocupa el lugar correspondiente: el primero.

Besos.

http://fotolog.miarroba.com/jnkrls56/301/

Lo que mas me gusta de las flores es su unicidad en medio del colectivo. Cada una de ellas se sabe bella, se sabe única, se conoce distinta aunque haya varias similares. No hay que ir recordando a cada rosa que es distinta de las otras por aroma, tonalidad o variedad. Ni a cada crisantemo o geranio. Ellas alzan sus rostros y saben que por su alegría, su compañía, su sosiego, acudiremos a admirarlas y no necesitan a cada momento que se les diga lo bellas que son ni al matorral que en algún momento de su existencia esta en potencia de dar belleza, lo magnifico que es. Además cada planta tiene su detalle: al buen aroma lo acompaña la sencillez en la belleza. Al mal aroma la brillantez en el colorido. Quizás a la aridez la acompañen la dificultad en la formación de hojas o de flores. Aun así, ellas siguen sabiéndose únicas y admiradas y los seres humanos caemos como bobos ante sus peculiaridades y sus bellezas. A veces no podemos estar por ellas ni ir a admirarlas todo lo que deseamos pero ellas permanecen ahí y siempre las encontramos en su cita hasta el acercamiento de su final.  Y no dejan de sentirse queridas, amadas, deseadas. Lo marchito de su acabar dará pie a nuevas vidas y esperanza a que la belleza continúe por mucho tiempo.

Besos.

http://fotolog.miarroba.com/jnkrls56/300/

Si cada una de esas piezas, de esas formas redondas, fuera el corazón o la conciencia humana, formaría un precioso mosaico de ideas derivadas de la autenticidad de espíritu y el mar, seria transparente, sin temor a ocultar vergüenzas, miedo, falsedades, sin temor a una ruptura. Se puede ser ciego, loco, alto, bajo, soñador o realista pero lo más importante es ser uno mismo sin mentirse interiormente. Eso hace que la persona sea centro, fin en si misma,  un valor enorme que no puede ser calculado por los economistas ni ser objeto de comercio por los empresarios y un elemento deseado por miles de seres que necesitan un orden en su vida, una corrección, una dirección, que escuchan palabras sabias.

Dicen “se agua”. Yo diría: “Valórate y se tu mismo. Ante los problemas, investiga como el agua, actúa como la tierra y reflexiona como el aire. Pero no dejes de divertirte con toda la pasión del fuego.  Y sobre todo, no olvides el quinto elemento, el más bello y esperanzador: tu mismo. Y de este modo, aunque te parezca ser el último, estarás siempre el primero.”

Besos.

http://fotolog.miarroba.com/jnkrls56/299/

Me gustaría saber el por que hay gente que se empeña en acabar con los corazones limpios, con las almas sensibles, con la inocencia, la sinceridad y la nobleza porque creen que daña su propia integridad. Entonces amenazan, coartan, golpean. Su miedo y su inseguridad les obliga a levantarse una muralla  y a amedrentar a quienes esten fuera de ella para mantenerlos a raya. Pero mantienen a raya a quienes estan cercanos y no se mantienen a raya a ellos mismos que son los primeros que deberian de ser controlados.  Que mal hace la belleza de una flor, la risa de un chaval, la interpretación de un video musical o en un instrumento, la lectura sana, la brisa en la piel, la arena en las manos, la risa generosa aun en los momentos difíciles, un baile comunitario o una charla intranscendente. Sus miedos les obligan a no disfrutar de estas cosas, o al menos, a no dejarlas existir porque les recuerda parte de una inocencia que perdieron o una infancia que no fue demasiado feliz.  O quizás deseos insatisfechos. Pero todo se puede cambiar y suplir. Hay que dejar que las flores sigan reflejando la luz solar y sigan brillando. Que nuestro camino este lleno de sinceridad y alegría hasta en la oscuridad más recóndita del invierno. Y una luz cabal y sincera, autentica aunque no lleve esplendor, bella por el sonido o por la imagen, sencilla y clara de entender, será ricamente valorada y conservada en la memoria de quienes sepan apreciarla, llevándolas a la cumbre de sus gustos y apetencias. La tuya o la tuya, por supuesto. La de todos y todas.

Besos.

http://fotolog.miarroba.com/jnkrls56/298/

He leído a otra gente, cuando ve la foto de un barco, que lo sienten como signo de cambio, de libertad, de encaminamiento, de trabajo, de secreto, paz, estabilidad, diversión, sosiego, fuerza o emociones. En mi caso, ha sido un signo de frivolidad y vanidad. No puedo dejar de mirar un navío y pensar en bellas mujeres vestidas con ropas costosas y caballeros que tienen un nivel elevado de cultura conduciendo el navío. Fiestas, riqueza, oropel, buen viento y barca nueva.

Pero también aprendí otra cosa: la carga de cosas inútiles que llevamos dentro, impuestas por los condicionamientos sociales. No tenía por que incomodarme por esas cosas, dado que realmente no las deseaba ni la envidiaba en los demás. Y un barco no debía de ser signo de prepotencia y de elevado nivel social.

Empecé a descargar la bodega de elementos dispares y de sinsentidos de brea. Quizás aun no encontré el sentimiento de libertad en un barco pero si encontré en un muelle, el adestramiento a un desierto acuático tanto celestial como terrenal, el vencer mi miedo al infinito, sobre todo en las noches de tormenta y un enorme respeto a los diversos vaivenes del mar. Y en un amanecer, encontré el camino del sol y de la luna sobre aguas pasajeras que mostraban un destino entre pinos, arena y sal.

Pero no estoy preparada aun para tomar dicho camino. Todavía no me he desprendido de esa espantosa carga que me obliga una y otra vez a caminar en círculo y a darme de cabezazos psíquicos con la realidad. Será doloroso arrancar ese tronco de tensiones y de condicionamientos sociales inútiles pero espero conseguirlo pronto.

Mientras tanto, sigo mirando barcas que elevan hacia el cielo sus copas puntiagudas, como los árboles de un bosque confunden sus copas con nubes arreboladas de rojo y de amarillo en el atardecer de la vida.

Besos.

http://fotolog.miarroba.com/jnkrls56/297/

Esas pequeñas flores blancas, tan sencillas, que sirven de compañeras a la central, amarilla, me recuerdan esos pequeños y gratos momentos  que llegan inesperadamente y que se disfrutan de modo intenso. Escribí también alguna vez algo sobre ellos pero deje de hacerlo porque a veces sirve de motivo de burla o escarnio para quien no sabe sentir esas pequeñas llamaradas de ilusión o de cordura, según como se mire. Porque saber reconocer los sentimientos y saber ponerlos en su lugar es síntoma de cordura,  En ocasiones, es una presencia y no precisamente la que puedan llegar a sentir esas personas que, desgraciadamente, tienen una enfermedad y confunden fantasía con realidad. Aunque puede ser que tengan una percepción demasiado acusada. Todo puede darse. Otras veces, y estas últimas me gustaban mucho últimamente, es la de las medias sonrisas sinceras, o las carcajadas bien dadas que llenan a las personas de ilusión y de las cuales he sido participe en estas últimas semanas. A pesar de los pesares, hay momentos negativos pero también sabemos construir momentos positivos y paliar acontecimientos y hechos negativos que quedan en un susto o en un hablar sin saber lo que se dice.  Si algo me gusta en esta vida es, no solo reírme sino hacer que los demás rían, sea conmigo, o sea de mi, da lo mismo. (Soy seria y peligrosa a simple vista cuando no se me conoce… y cuando se me conoce, dejo automáticamente de serlo)  Los momentos de percepción de ternura son entrañables: ladear una cabeza, caricias, aire calido acariciando la piel, ensueños…  De que, de quien, de donde… da igual, a riesgo de que se me llame cursi o loca. Lo que si se es que esas personas no podrán disfrutar como yo de la intensidad y de la vida entera que traen en bolsas de besos y terciopelo esos pequeños momentos.

Besos.

http://fotolog.miarroba.com/jnkrls56/296/

El otro día le comentaba a un amigo:

“Ahora que eres famoso  y tienes otro status, me apartare de ti”. Me respondió: “Y eso, ¿por que?” Le conteste “No soy amiga de ir “chafardeando” a la gente famosa ni de introducirme en ese mundo como si fuera mío o tuviera derecho a el cuando no me corresponde. Conozco a las concejalas: de una de ellas me preocupo por sus hijas porque les di clase y de la otra su familia y ella misma porque también fue mi alumna.” “Y ¿Qué ocurre conmigo” me pregunto el. “Pues que no me acercare a alabarte ni a decirte lo bien que lo haces todo. Te preguntare por tus padres y por tus hermanos y, a partir de este instante, por el estado nefasto de tus pies”.

Al día siguiente lo volví a ver. Espere a que toda la corte de “amistades” se fuera y a quedarnos un poco mas solos, mi familia con algún que otro conocido y el. Entonces, efectivamente, le pregunte por sus pies y me respondió: “Ayer, me fui nada mas irte tu y descanse”. “¿Estas hoy mejor” “Si, claro, pero el año próximo me cambiare el calzado”. “Bueno, ahora si puedo decirte que lo has hecho bien. Pero cuídate de todos modos.”.  Dos besos y hasta mas ver.

En la conciencia de cada persona esta el saber “ver” cuando ha de estar y cuando ha de irse. Cuando ha de aparecer y desaparecer. Cuando puede ser luz sin deslumbrar y cuando ha de formar parte de las sombras y no ensombrecer. Y lo mas difícil, cuando ha de pedir perdón o cuando exigirlo, si es necesario.

Pero lo importante es ser siempre uno mismo si uno no se reconoce como mala persona y si lo hace,  saber solventar sus defectos.  Y este “paquete” que es mi persona, sigue siendo valorado por el embalaje. Por eso prefiere esconderse. El interior ha sido visto por dos o tres personas, abriendo una esquinita que no estaba bien cerrada pero nadie valorara completamente su contenido por falta de tiempo.  La gente envía señales cuando quiere tener cercanía y también las remite, desesperada cuando desea la desaparición.

Espero, Juan Carlos, que las señales que hayas recibido sean las del cariño que te profesamos y las de las ganas de seguir viendo tus fotos y que nos acompañes todo el tiempo que la vida y tus ocupaciones te permitan.

Besos.

http://fotolog.miarroba.com/jnkrls56/295/

Bueno yo hago despedidas locales cuando me quedo sin conexión o cuando tengo muchísimo trabajo como es el caso. Tengo ambas cosas: no tengo conexión y tengo gran cantidad de trabajo.

Pero iré apareciendo y comentare tus fotos en bloques como hago las últimas semanas.

Besos.

Buen verano y espero volver a verte. Puede ser mañana, la semana o el mes próximo. Tengo un cuento, una novela  y una biografía pendientes de los que me había olvidado completamente, además de exámenes míos y del niño y una casa que pide a gritos que la vacíe de cachivaches.

Así aprovechare el tiempo que telefónica me castigue sin conexión.

 

 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Maria Teresa Aláez García.
Published on e-Stories.org on 08/03/2009.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Friendship" (Short Stories)

Other works from Maria Teresa Aláez García

Did you like it?
Please have a look at:

Jazz - Maria Teresa Aláez García (Life)
El Tercer Secreto - Mercedes Torija Maíllo (Science-Fiction)