Maria Teresa Aláez García

Cuentos desgraciados. 0.

 

CUENTOS DESGRACIADOS

 

Los cuentos son para los niños. Les mentimos hablándoles de una realidad que no existe para que luego acaben odiando a sus padres y hermanos, al resto de la familia y a la sociedad y sean unos indeseables bien educados y unos malnacidos vestidos con trajes de alta costura y que acaban dirigiendo los destinos de alguna nación, odiándose a si mismos y a los demás.

 

Antiguamente, al menos, los cuentos acababan mal. Si Caperucita se encontraba con el lobo, acababa devorada por el, tanto como su abuelita. Quizás si mostraban la bondad de corazón de unas personas, escasas, era en contadas ocasiones dado que vivían en unas épocas salvajes, sin control y casi sin ley porque aunque el derecho romano y el derecho canónico mas o menos estaban vigentes, no se podían cumplir porque no había los medios ni la rapidez para poder solucionar los problemas como ocurre hoy en día y se acababan generando carnicerías por doquier como realizaron la “condesa sangrienta” o el mismo Vlad el Empalador (alias Vlad Dracul), quien además era valorado como un gran señor y tenia a los empalados expuestos para “enseñanza y ejemplo de quien contraviniera sus ordenes”.

 

Eso hace alguna gente. Pretende que su ley sea la única y la mejor y denigra a los demás como si tuvieran en su mano la potestad de castigar y de mostrar el castigo ejemplar. Después, a quien se queja de dicho castigo, lo toma como inmaduro y como persona ignorante.  Da gusto leer los “cuentos ejemplarizantes” que nos han colocado toda la vida para tenernos sometidos. En todos los sentidos, en el religioso  y en el social. Unas pocas personas que se creían con el suficiente poder y autoridad para castigar y asesinar al resto, todo porque una población muerta de miedo, hambre e ignorancia buscaba una solución a sus problemas y una solución rápida, así que buscaban al mas fuerte, al mas bestia, al que tuviera mas oro o al poseedor de algo que ellos desconocieran para darle su confianza y que les protegiera. Cosa que se sigue haciendo igual ahora, por eso el sistema educativo solo sirve para enseñar una y otra vez las cuatro reglas, omite conocimientos y a quienes los amplían, alumnos curiosos, si no tienen dinero y poder, los tratan de subnormales o los echan hacia atrás para dar paso a los hijos  de poderosos y de adinerados – como se ha hecho toda la vida -  y cuando se añadían mas conocimientos lo que se hacia era no permitir la educación a todos, eliminando puestos de trabajo para que los jóvenes tuvieran que acceder debido a que era necesario llevar a casa un pan, etc… - como se hace ahora, así no hay que permitir la entrada a los estudios superiores donde “puede acceder cualquiera”. Caramba. Si un hijo de un obrero tiene una inteligencia suficiente y esfuerzo como para sacar una carrera adelante, a ver si no va a poder ser. Que ocurre, que solo los hijos de ricos y poderosos pueden acceder a estudios superiores para hacer que la educación sea solo cuestión de elites…  A ver si hemos de mover a la gente a una segunda revolución y hacer que caigan ahora las cabezas de los presidentes de gobiernos y ministros que cuando llegan al poder, además de llenarse el bolsillo de dinero como hacían sus predecesores aristócratas, nobles o ministros del fascismo, abusando de los débiles o de quienes tienen menos, abusando de los trabajadores y usándolos como si fueran robots, despidiéndolos y contratándolos como el que compra y vende ovejas, porque no los trata como personas sino como objetos, abusando de las mujeres y de los menores, violentándolos en fiestas, vendiéndolos y prostituyéndolos, abusando de nuestro dinero para tener mas dinero para vicios, abusando de su misma ignorancia, sin saber lo que hacer cuando se sientan por primera vez ante su despacho porque a veces ni están preparados para saber que han de hacer en ese despacho y los han colocado ahí por ser “hijos o familia de” y han de mantener ese estatus,  intentando imitar los abusos de quienes estuvieron antes por que piensan que pueden entrar en esa “elite”, y lo desean sin darse cuenta de que nadie les va a permitir entrar ahí  dentro, jamás, usando el poder para lucro y beneficio propio en todos los sentidos.

 

La publicidad, los discursos, todo es para aleccionarnos y tenernos en nuestro lugar, metiditos. Cuando se ha alcanzado cierto puesto, cuesta mucho querer irse de ese puesto  dejarlo. Y se hace todo tipo de manipulaciones para poder mantener ese lugar, y los otros, los que están detrás, para poder mantener esa situación y llegar cuando no este el que anda más arriba. Eso se entiende como “reconocimiento”.  Los reconocimientos pueden ser de distintos tipos, no han de ser especialmente ponerse al frente de una comunidad. Mal que nos pese, no todos valemos para todo ni todos tenemos las mismas capacidades y hay gente que piensa que puede valer para gobernar pero lo único que gobierna es su fachada, su imagen y lo que pueda lucrarse de los demás, sin haber hecho nada por la comunidad mas que, posiblemente, y como hacen todos los políticos, cambiar la “imagen” de algo como las obras urbanas de una ciudad que eso “si se ve”.  La parte interior no. La parte interna sigue sin cambiarse, es necesario mantener ese modelo prehistórico porque si los romanos, griegos, árabes, todos los han mantenido no ha de ser malo. Ese modelo o esos modelos que si han hecho mal: han asesinado, han provocado enormes escalones sociales y han marginado. Por ahora no hay ninguna religión, ningún gobierno, ningún sistema que haya hecho nada por nadie salvo por algunos pocos que han sabido usarlo para lo que hacen todos: lucrarse y enriquecerse.

 

No hay ningún gobierno que respete tanto el derecho a creer como al ateismo. Que respete al ser humano. Que tenga en cuenta la supervivencia del planeta y la del ser humano en todos sus aspectos: raza, religión, sexo – esto da vergüenza decirlo – idioma, etc… Que respete las buenas tradiciones que no atenten contra la vida y la dignidad de la persona – lo de la propiedad esta aparte porque a saber como se habrá conseguido esa propiedad -. Que respete las lenguas, la historia de cada pueblo. Que respete los límites y las riquezas aunque si no hubiera sistema económico y las riquezas se repartieran en función de las necesidades de hambre, de habitabilidad de todos los seres humanos y de la supervivencia del planeta, entonces estaría todo mas equilibrado y no habría cinco o seis mundos distintos. Poder, se puede dar poder pero de otra manera. E imagen y espectáculo, también se puede dar de otra manera. No necesariamente abusando de los demás. E impedir o educar o investigar, si, mejor eso, investigar que ocurre para que la gente asesine, para que viole, para que robe, para que dañe. ¿No es mejor pedir que robar? Si lo hace y en realidad no le falta de nada… ¿Por qué lo hace? La cleptomanía es un hecho.  La sociopatia y la psicopatía también y se han de tratar y reeducar a la persona o sin reeducarla, orientarla para que use sus recursos para hacer algo positivo  o creativo. En la conquista del espacio, los sociopatas y los psicópatas, al carecer de miedo, podrían hacer mucho pudiendo quizás vivir en condiciones que el resto no podrían tolerar.

 

No se debe de engañar a los niños en los cuentos. Presentarles en las series de televisión, en los cuentos, una realidad que no van a tener nunca y hacerles desear algo que no tendrán, es engañar y fomentar unos adultos frustrados y traumáticos. Al menos que los cuentos sean mas reales y no ejemplarizantes, dando soluciones a sus pequeños grandes problemas y ayudando a su creatividad, explicando después la realidad. Porque las criaturas, al desconocer todo sobre el mundo, lo aceptan para coger referencias y seguridad, que parece que la humanidad piensa que los niños nacen sabiendo y los niños no saben nada y solo prueban y comprueban constantemente lo que han aprendido.  Animar esa ansia de investigar es bueno y ayudarles a que vivan en un mundo mejor que es este en el que estamos y el único que tenemos por ahora, mucho mejor.

 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Maria Teresa Aláez García.
Published on e-Stories.org on 10/07/2009.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Fairy Tales" (Short Stories)

Other works from Maria Teresa Aláez García

Did you like it?
Please have a look at:

Subida al Puig Campana. - Maria Teresa Aláez García (Remembrance)
El Tercer Secreto - Mercedes Torija Maíllo (Science-Fiction)