Yordy Corrales

El sueño de una realidad soñada


Bella ironía al descubrir que yo estaba en un lugar equivocado cuando no era el momento, Soy Andrade Walker, chico de 22 años que lucha por sus ideales, pero he pasado duras pruebas por la vida y apenas es el comienzo.
Todo comenzó cuando yo estaba en Alemania a mis inocentes 7 años, cuando creía en la fantasía y la ilusión, más fuertemente que hoy, me parece mágico recordar el pasado como si fuera un futuro sin fin, me encontraba jugando en la plaza del pueblo y veía las enormes montañas que imponían su gran majestuosidad, pero volando en sus vestidos mágicos pasaban los Gathys, que son un tipo de brujos que atormentaban la ciudad; siempre han existido, desde el principio de la humanidad y por todo el mundo, atormentando el alma de las grandes y pequeñas personas como lo era yo, no obstante me sentía fascinado por ellos, y pensaba que algún día yo iba a ser como ellos.
Recuerdo que ese mismo día estaba nublado y era de noche, era un tipo de neblina densa que obligaba a todos permanecer dentro de las casas. Lleno de angustia, porque yo quería salir, me quede en mi casa, en mi cuarto, pensando todo lo que podría hacer mañana, cuando escuche un fuerte ruido que llamaba mucho la atención y fui a mirar que ocurría, ya que yo sabía un pasaje secreto de mi casa que los demás desconocían, prepare todo para mi fuga a un mundo libre y lleno de libertades a pesar de ser tan pequeño.
Cuando salí de mi casa, todo era una trampa de una fabulosa ingenuidad, los Gathys robaron mi inocencia transformándome en uno de ellos, me llenaron de grandes trucos y mágicas vistas que ilusionaban pero mortificaban y me raptaron en un tipo de paraguas que volaba pero al estar cerrado, algo como la típica escoba de una bruja, pero era un paraguas, era toda una suite increíble.
Pase 3 días con ellos, me advirtieron que no dijera nada de lo que yo había visto o aprendido y que si no respetaba la norma estaba quebrantando una de las reglas del grupo, y que lo iba a lamentar, mi padre es un despreocupado y no notó mi ausencia, era con quien yo viajaba por Alemania, al volver en nuestro auto volador, me contó todo lo que vivió, o el mundo que se imaginó, porque yo siempre lo veía desde la ventana en la taberna donde no tenía más alegría que la de beber sin sentido.
Me parece que no debí haber viajado con él, aunque supongo que valió la pena.
Al llegar a casa tenía 13 años después de vivir una niñez triste, ya que en la escuela que estaba de Alemania, era cruel conmigo, era el mejor promedio, y el mejor premio para mí era el desprecio, la indiferencia y el maltrato, no lo logré comprender hasta ahora; pero el punto es que estaba ya en casa y me recibieron de maravilla, al principio nadie me reconoció, y podría asegurar que no les interesó hasta el paso del tiempo donde me llegaron a conocer más a fondo, mi madre siempre estuvo ahí y ella me notó algo diferente pero no le dio mayor importancia, lo que si le alegró fue que estaba vivo.
Para ese entonces los Gathys habían cambiado su forma de pensar y evolucionaron a un tipo de hechiceros de buen corazón, y esto fue porque el mandatario de ellos que los tenía hace 5467 años murió quemado, ya que el andaba con el odio por el mundo volando tranquilamente, planeando una de las más grandes catástrofes de la humanidad, pero no notó a un avión que venía en llamas, el murió quemado y luego en el océano indico.
Fui al colegio donde tenía enemigos de sobra y nadie quería ser mi amigo, supongo que pertenecer a los Gathys era una mala influencia, nunca revele nada sobre ellos, pero en algunas ocasiones, la gente hablaba mal de mí y yo no lo soportaba y les mandaba hechizos leves, algunos sospechaban pero yo lo negaba y me creían, porque mi mirada era como un hipnotizador.
6 años estuve yo en el colegio cerca de mi hogar en Costa Rica, y logre una amistad sincera, que me apoyo mucho, esta persona era Gilberth Kasferson, que mantuvo ciertos secretos conmigo pero me comentó un día de invierno, cuando caía la nieve, el llorando y yo celebrando un triunfo del juego tradicional del colegio, el Transfertox que consiste en hacer viajes por el mundo como si fuese una máquina del tiempo, es un gran juego del cual uno puede transformarse  en cosas, viajar por el tiempo y demás, pero claro, con el uso de una computadora, por cierto se preguntarán, ¿por qué nevando en Costa Rica? Bueno, pues como nuestro colegio era de tecnología, estaba en una cúpula donde el clima era contralado, pero sí era invierno, solo que llovía con normalidad en toda Costa Rica excepto en nuestro colegio, retomando el secreto de mi amigo, me dijo que no soportaba la presión de la sociedad y que pertenecer a un grupo que causo mucha crueldad no era lo que él quería, que ha vivido ya 34 siglos en las mismas condiciones de las cuales yo era participe y que el pertenecía a los Gathys, en ese instante se interrumpió el flujo de la electricidad y el cielo se tornó negro a pesar de ser el medio día, las nubes se movían creando un tipo de vórtice y destruyeron el colegio, las personas del mundo se congelaron, se detuvo el tiempo y yo pude ver la cara de terror de mis compañeros y enemigos, no obstante el suelo se empezó a romper y se caía el suelo, se veía una profundidad negra pero nosotros 2 no nos caímos a pesar de que nuestro suelo no existía, y apareció la directora de la institución en un tipo de pantalla gigante alrededor de nosotros, era un tipo de señora mayor, gentil y llena de bondad, y nos dijo: “Jóvenes ineptos, han incumplido con el mandato y serán destruidos”, pero volvimos de la nada de nuevo a donde estábamos pero nevaban pétalos en lugar de copos de nieve y todo parecía un mundo feliz y no existía la suciedad, la tristeza, no se veía la neblina densa de un destino deprimido por la opresión de la libe! rtad de expresión, todo era a color y no a grises como el mundo real, pudimos ver todo con detalle durante 5 minutos pero luego se transformó nuestra ilusión en el mundo donde vivíamos, frio e inescrupuloso, cuando volví a ver a mi amigo, él se desintegró en partículas luminosas y a lo que logré oír: “Soy libre”.
Yo no lo comprendí a mis 17 años, pero cuando cumplí los 18 mi horizonte se amplió, lo que antes veía lo comprendía de una manera diferente y en sueños se me reveló, mi amigo desapareció pero ahora vive en mí y dirige mis pasos, hasta que logré materializarlo de nuevo, aunque en realidad todo fue un sueño, yo seguía solo en ese mundo, al decir que lo materialice, fue que lo encontré.
Ahora que tengo a mi amigo real, que se llama Rodrigo Skiwilson que es genial y sospecho que es igual a Gilberth.
Un día Rodrigo y yo fuimos a San José y compartimos una tarde amistosa, cuando del cielo cayo un esplendor y era un ángel disfrazado de una sublime flor con alas, la flor era una rosa gris que decidimos ponerla en un pedestal de cristal, la flor intentaba escapar pero era inútil y por las noches brillaba imponiendo su estatus de furia. Cuando se decidió quitarse el disfraz no estaba en el pedestal, pero nunca averiguamos que era al final, era un gato que nos perseguía sin razón pero nosotros no sabíamos.
Un día de verano en la playa, Rodrigo me dijo algo al oído pero no fue nada, y yo vi que el extendió la palma y no vi nada, yo no comprendí hasta que en la noche llegó la hora de dormir, soñé la misma escena y allí escuche lo que me dijo: “Mira lo que tengo aquí” y cuando abrió la palma salieron 3 chispas luminosas, comprendí que el “Soy Libre” era que Gilberth era Rodrigo y significa que él ya podía conocerme e iniciar la amistad imaginada, aunque al día siguiente Rodrigo no era el mismo y me di cuenta después que se mudaría y me dijo, “de todas formas nos veremos pronto”, ese día era 15 de Noviembre, y desaparecí y reaparecí en un palacio antiguo de ladrillos y era la reunión anual de los Gathys que siempre hacen, y lo vi, el parecía otra persona y me saludo, en esa reunión vimos que un gato subió al podio central y se convirtió en la directora de la escuela y dijo “hay castigos pendientes” y me atrapó antes de que pudiera escapar ahora estoy aquí a mis 22 años ya que cuando atrapamos esa rosa tenía 18 años y la mantuvimos 2 años y ese era mi castigo, estar atrapado por 2 años, hoy cumplí mi sentencia pero estos 2 años de vida desperdiciados los pude aprovechar de otra forma.
Cuando salí me despojaron de todo, no era más un Gathy, ahora era un ser normal, me siento triste porque al despertar todo fue una ilusión y lo que escuche fue la guerra que se vive en el televisor y mis padres me dijeron, “pobre niño, has de tener pesadillas, te falta una vida por delante, apenas tienes 7 años y no cambies nada de lo que tienes que tu destino puedes cambiarlo, aunque también te lo pueden cambiar, no te dejes, y no pienses en sueños inútiles, que eso que nos has contado no existe, incluso el mundo no existe”
Y al volver en sí , yo estaba en Alemania de nuevo empezando lo que una ilusión inicio con anticipación.

 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Yordy Corrales.
Published on e-Stories.org on 02/15/2011.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Fantasy" (Short Stories)

Other works from Yordy Corrales

Did you like it?
Please have a look at:

La oscuridad del destino - Yordy Corrales (Fairy Tales)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)