Juan Carlos González Martín

El Nómada (Capítulo 4)

HIZ-  Toda la estructura física y psicológica que formaba el Condado de Serv se invirtió para la guerra.
En este condado residían los Bots, que eran los más antiguos y grandes. Tenían más o menos la misma fuerza que los Lib pero eran mucho más ágiles. Los Bots siempre han sido de ideas pacifistas per, si quisieran, podrían hacerse con el mundo entero.
Casi lo consiguen en la guerra cuando los reclutaron los Srv. Éstos son el segundo grupo que hay en el Condado de Serv. Éste es el grupo más importante y trascendental en la historia de la guerra.
Su caudillo y personaje responsable de la guerra se llamaba Zero.
Zero utilizó los torneos de lucha para reclutar a los individuos más fuertes y ágiles.
Al igual que la cuna del balompié eral el Condado de Habitat, la cuna de los torneos de lucha era sin duda el Condado de Serv.
Zero era posiblemente el mejor luchador del mundo. También era motivo de discusión compararlo contigo.
Su mano derecha era Tijer. También muy bien luchador, aunque no se podía comparar con Zero. Tijer era magnifico para ser la mano derecha de Zero ya que era sádico y no tenía remordimientos.
Al principio, los torneos de lucha, al igual que los de balompié, eran un deporte. No había odio ni rencor entre los luchadores. Era una forma de pasar el tiempo y de que los individuos no se volvieran sedentarios.
Como te he explicado, en cada condado nacen individuos que automáticamente se arraigan a ese condado y a partir de ahí ese es su territorio.
Que sepamos, todos los individuos del mundo son así. Para que un individuo de un territorio acceda a otro territorio necesita ser invitado por la autoridad del territorio en cuestión.
Normalmente, estas invitaciones solo se usaban para los torneos.
Zero fue Zero fue el primero que rompió esa norma universal.
Los únicos individuos no arraigados a un territorio que se conocen somos tú y yo. Por eso te he dicho que somos diferentes.
Nosotros no nacimos en un territorio en concreto si no en todas las zonas del mundo.
Cuando nacimos carecíamos de cuerpo físico y nuestra consciencia se extendió de norte a sur. De este a oeste.
Fuimos pura energía. Entes invisibles.
Nuestra consciencia se podría denominar multiespacial. A medida que pasaba el tiempo cada pedazo de consciencia fue tomando forma hasta que fuimos lo que ves ahora y la consciencia multiespacial se reagrupó en un solo cuerpo. El destino quiso que se reagruparan nuestras consciencias en el Condado de Com, pero crecimos con una ventaja frente a los demás seres del mundo. Conocíamos todos los territorios y pertenecíamos a ellos. Conocíamos a todos los individuos y ellos a nosotros. Nosotros no teníamos que pedir permiso para entrar a los territorios ya que todo el mundo tenía la sensación de habernos conocido siempre.
Pertenecíamos a todo por derecho propio.
Es por eso que nos pusieron el nombre de Nómadas.
Aunque tú siempre has dado mucho más que hablar que yo y muchos individuos se han referido a ti como “El Nómada” a pesar de que todos sabían perfectamente que te llamabas Dere -   

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Juan Carlos González Martín.
Published on e-Stories.org on 08/09/2011.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Fantasy" (Short Stories)

Other works from Juan Carlos González Martín

Did you like it?
Please have a look at:

El trágico final de Samuel - Juan Carlos González Martín (Life)
Pushing It - William Vaudrain (General)