Ricardo Villarpeña

Sin cobertura

La fiesta seguía , la música sonaba , Jack se lo pasaba bien , bailaba con una bailaba con otras , se reía con sus amigos y bebía mas y mas , y continuaba bebiendo , eran las dos de la mañana quedaba mucho fiesta y efectivamente así fue , la fiesta continuo y el alcohol siguió corriendo , y los bailes siguieron estando hasta las seis de la mañana , a Jack y sus amigos les echaron del local .
Era una noche oscura, muy oscura, había luna nueva, era invierno y corría un gélido viento, y en silencio se adueñaba de las calles solo transitadas por algún gato, poco a poco Jack y sus amigos se fueron separando mientras se alejaban de la zona de fiesta para adentrarse en la residencial zona de chalets.

Jack caminaba haciendo eses , llego a su casa , un gran chalet que hacia esquina junto a una cabina de teléfonos , una cabina en decadencia , nadie las usaba ya , para que internet era el rey de las comunicaciones y si aun así alguien quería llamar para que se iba a ir a la cabina si tenía teléfono móvil. Probablemente hacía años que nadie la usaba.
Jack saco sus llaves, abrió la cancelo pero…riing riing

ostia puta! No podía ser la cabina estaba sonando, la cabina estaba sonando! , Jack paso ,pensó que serían  imaginaciones de borracho y subió a su habitación , se metió en la cama y se dispuso a dormir , pero su móvil sonó , era un whatsapp , , lo miro asustado , era su novia-amiga Celia , para saber si había llegado bien , si le contesto , buenas noches respondió ella. El teléfono volvió a sonar era otro whastapp de Celia , baja por favor necesito verte , estoy en la puerta de tu casa , a Jack le extraño pero se arreglo y bajo , estaba muy asustado , ya de por si era raro que Celia le dijera de bajar pero añadido a lo de la cabina de antes , tenía miedo , así que bajo , pero por si acaso se guardo un cuchillo, Jack bajo, allí no había nadie , ni un alma , y riing riing la cabina volvió a sonar.
-dii…diii..gaa…me-respondió Jack

-hola Jack -era Celia-te dije que necesitaba verte

.Celia estamos hablando, que demonios es esto?

-veras, te paso con mi amigo nico

Un hombre se puso al aparato

-hola Jack, veras soy nico-dijo con acento soviético- , bueno, hemos secuestrado esta noche a Celia, y si la quieres liberar tendrás que…

-no tengo dinero, no puedo pagar-grito Jack

-calla , déjame acabar ,no quiero dinero , no la quiero hacer daño , pero veras las compañías telefónicas me estafaron mucho  , y bueno quiero acabar con ellas , pero yo , yo no quiero mancharme las manos , ya sabes , tendrás que hacerlo tú a no ser que no quieras volver a ver a Celia , adiós , te volveré a llamar pronto a la cabina.
Jack estaba flipando, Jack se sentó en el suelo, quería mucho a Celia, no podía permitir que le pasara nada. Daria hasta su vida por ella.

Jack pensó y pensó, durante días, durante horas, durante semanas mientras Celia la mandaba whatsapp de que por favor se diera prisa, esta hacia hervir mas la sangre de Jack, y este se lanzo a la calle corriendo y gritando.
Y empezó a coger los móviles de la gente y a romperlos, la gente se quedaba perpleja, alguno intento pegarle pero Jack corría y corría, móvil que cogía móvil que destrozaba. Empezando por el suyo.
Jack se dio cuenta, estaba liberando a la gente, liberándoles de la esclavitud, desintoxicándoles de la droga, y estos como yonkis le reclamaban su metadona

Pronto la policía le perseguía, pronto salió en las noticias un loco esta destrozando los móviles, tengan cuidado a salir a la calle.
Y Jack hizo esto días y días, horas y horas, semanas, pero era inútil había muchos móviles, jamás lo conseguiría, jamás volvería a ver a Celia.

Volvió a la cabina, esperando que alguien le llamara durante días y días, al fin llamaron
-Jack soy nico, ¿te acuerdas de mí? vas bien encaminado, pero esta no es la forma rápida, Jack debes atacar las antenas.
Jack pensó y pensó hasta que finalmente ideo un modo de volar tipo parapente con sabanas, y Jack voló y empezó a destruir todas las antenas, empezó a romperlas.

Pam! los móviles dejaron de funcionar, ninguno iba la gente explotaba, la gente sufría infartos, la gente sufría ataques de ira y pánico, la gente empezó a volverse zombis, el caos en la ciudad reinaba, todo por conseguir un móvil que funcionara, no había orden lógico.
Jack completo su misión volvió a la cabina, pero… no iba no había señal, no había antenas. Jack salió a buscar a Celia, apartando zombis luchando contra ellos, busco días y días, horas y horas.
Tras mucha búsqueda, la vio, allí estaba Celia, pero… pero… algo la pasaba no era la misma Celia, dios mío, se había convertido en zombi, entonces Jack se dio cuenta.

 por salvar a la chica a la que amaba , por pensar solo en ella  por actuar solo para ella, la había perdido para siempre  y jamás la recuperaría , Celia era un zombi mas .

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Ricardo Villarpeña.
Published on e-Stories.org on 06/16/2013.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Fairy Tales" (Short Stories)

Other works from Ricardo Villarpeña

Did you like it?
Please have a look at:

Sueños - Ricardo Villarpeña (Fantasy)
Pushing It - William Vaudrain (General)